Contenedores industriales

Facilitan el almacenamiento y transporte de residuos y desechos de todo tipo

 

Por su utilidad, resultan casi imprescindibles en labores de gestión de residuos. Los contenedores industriales facilitan el almacenamiento y el transporte de todo tipo de mercancías. Sobre todo aquellos desechos que suelen ser tóxicos o peligrosos. Con su almacenaje, los contenedores industriales permiten conservar las condiciones de seguridad para las personas y para el medio ambiente.

Gracias su impermeabilidad, los residuos generados por las empresas permanecen a buen recaudo en este tipo de contenedores. Previenen de la exposición al calor, las explosiones, la ignición o el desprendimiento de sustancias tóxicas en cualquier forma. Podemos estar seguros.

“Los de tipo metálico cuentan como ventaja su alta resistencia al calor y al fuego

Los hay de varios tipos y modelos. Están los contenedores industriales de tipo metálico, que cuentan como ventaja su alta resistencia al calor. El metal no arde ni se quema y tampoco permite que entre fuego al interior del recipiente de gran tonelaje. Su vida útil se prolonga en el tiempo con respecto a otros modelos. Apenas tienen coste, aparte de su inversión inicial, porque de producirse algún daño, pueden ser reparados fácilmente.

Por otro lado, podemos hacer también referencia a los contenedores compactadores, que se caracterizan por un proceso de prensado hidráulico integrado para ser lo más herméticos posible. Con esta tecnología, los costos de transporte y de eliminación de desechos se reducen de forma considerable. Tiene como característica que debe ser conectado a una toma de corriente eléctrica para que funcione.

Según el tipo de residuo que almacenan, los contenedores industriales pueden albergar desechos tóxicos o no peligrosos. Por medidas de seguridad, los residuos biológicos de riesgo deben ir en recipientes de goma cerrados que, con posterioridad, son vaciados por una empresa profesional de tratamiento de desechos biológicos. Para los de tipo químico, que presentan el riesgo de ser potencialmente explosivos, se utilizan contenedores herméticos de metal que luego son enterrados.

 

“Los contenedores compactadores se caracterizan por un proceso de prensado hidráulico integrado

Los restos industriales que no presentan peligro, en su almacenaje, necesitan contar con un etiquetado que identifique al residuo de manera simple para prevenir posibles mezclas, manipulaciones inadecuadas y favorecer la separación en origen.
Otro tipo de contenedores industriales son los de gran porte, que se fabrican a través del sistema de inyección, con polietileno de alta densidad virgen. Para su manejabilidad y posterior vaciado, normalmente cuentan con tapas fáciles de abrir con pedales manuales. Aunque varía según el modelo. También suelen estar dotados de ruedas para facilitar el transporte y frenos si queremos inmovilizar el contenedor ante cualquier imprevisto.

Por su elevado tamaño y peso cuando están repletos de desechos, resulta aconsejable que los contenedores industriales dispongan de aperturas en sus extremos para que puedan ser enganchados mediante grúas. De esta forma, su manejo resulta más sencillo. Algunos modelos cuentan con un lateral abatible para hacer más sencillo el vaciado del contenedor. Otros tipos de grandes recipientes tienen laterales metálicos de malla reforzada que permiten ver su interior. Mientras, los de tipo basculante, más pequeños, se adaptan al transporte de carretillas elevadoras.

Grupo Braceli pone a disposición de cualquier taller o empresa su servicio gratuito de contenedores industriales. Cuando están llenos, su camión pasa a recogerlos. A través de su página web puedes contratar los servicios de Grupo Braceli para que te ayude en la gestión de residuos de tipo industrial. U otro tipo de servicios.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario